Muchos de los clásicos Disney con los que hemos crecido promueven róles de género estereotipados y machistas.

Los roles de género son una construcción social que le atribuye a hombres y mujeres diversas características diferentes de acuerdo a lo biológico. Es decir, es el papel que deben asumir hombres y mujeres de acuerdo a los mandatos sociales. Estos roles se aprenden desde que somos pequeños, adquiriendo conceptos sobre qué debe hacer y qué no un hombre y una mujer.

Si nos paramos a pensar en la infancia y en las posibles influencias que pueden tener los niños pequeños cuando aún están creando su personalidad y aprendiendo conceptos, Disney es de las primeras “industrias” que nos vienen a la mente. ¿Quién no ha soñado con que su príncipe azul venga a rescatarla? Porque para Disney, durante muchos años y películas, la mujer es eso: el personaje infeliz que espera a que un apuesto hombre le solucione la vida.

¿Es esto lo que queremos que aprendan nuestras hijas e hijos? Muchas de las películas Disney promueven tanto roles de género como estereotipos que hacen ver lo que es diferente como algo malo.

Nosotras nos negamos a ser la princesa que tiene que estar en casa a las 12, la que se encarga de ser la criada de siete enanitos desagradecidos y la que necesita un beso de un hombre para despertar del eterno sueño, ¿y tú, estás dispuesta a romper con todos estos roles que nos atan?

 

 

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *